Alma vs Espiritu

Screenshot_2016-11-02-09-08-14-1

El espíritu no tuvo principio, no tendrá fin es lo que es, lo que siempre ha sido y lo que siempre sera.  El alma por el contrario continua después de la muerte y retorna a este valle de micos cagones, consumistas para repetir acontecimientos, satisfacer pasiones y pagar karma, le pertenece a Kronos (tiempo de esclavos). Lo que continua en este mundo de la materia esta sometido a la decrepitud, degeneración, dolor, pasión, celos y demás animismo de telenovela. Nuestra vida actual, es el efecto de nuestra vida pasada, continuación de nuestra vida pasada el efecto de una causa anterior.

Toda causa tiene su efecto, todo efecto tiene su causa, toda causa se transforma en efecto, todo efecto se convierte en causa.

El anímico nos hace victimas de agregados psicologicos ya sean de tipo sexual, de movimiento, emocionales, instintivos, etc  que se van desarrollando a través de nuestra existencia donde han tomado toda la fuerza hasta llegar a dominar en forma total todas las funciones del cuerpo humano, tomando el dominio sometiéndonos a un 98% de sueño e ilusión (Maya) gastando torpemente la energía de nuestro interior y exteriorizando explosiones atómicas absurdas de envidia, codicia, celos, fornicaciones, apegos, vanidades.  Hasta llegar a convertirnos en una maquina humanoide .

Al no existir una verdadera individualidad, un verdadero yo, un ego de fuego y enfocado resultara imposible una continuidad de propósitos. Es urgente comprender que solo trabajando sobre nosotros mismos con un sentido esotérico responsable podremos consagrar la trascendencia de nuestra existencia.

El espíritu no pertenece a Kronos el espíritu crea su propio Kairos .

atte. Legionario Cano

Arriesgando la vida

Luchar

Llega el momento en la vida de todo hombre en la que una furia máxima arde desde muy dentro la cual te obliga a despertar y cuestionar el sentido de este mundo de ilusión en el cual hemos sido programados desde el nacimiento, a seguir parámetros de vida convenientes a este “matrix”. Como pensar, como hablar, como ser políticamente correcto, que religión seguir e incluso se han apoderado y distorsionado eventos y personajes históricos, cincelando permanentemente en nuestras mentes doctrinas de sumisión que nos mantendrán dopados, estériles y escasos de energía vital. Nos inculcan a conveniencia, quienes fueron y son los héroes y villanos, nos bombardean con sus películas las cuales favorecen a supuestos “pueblos elegidos”, implantando en nuestro subconsciente un sentimiento de culpabilidad. La verdad es que después de tanto daño y mentira necesitamos ser purificados con fuego, con el fuego del espíritu despierto que nos de la voluntad necesaria para romper estas cadenas, necesitamos que la memoria y aristocracia de nuestra sangre nos dirija hacia el origen, que la tenacidad de nuestra fuerza deje huellas que trasciendan en la eternidad y que un honor inquebrantable nos oriente a dar la vida si es necesario por nuestros ideales.

Atte. Legionario Cano